Seguidores

10 febrero 2017

Ruta Veïnat de Dalt, Puig de les Àligues, Collada de Bracons, Sant Nazari

Domingo 05 febrero 2017
Para llegar al punto de salida, primero tendremos que hacer la aproximación en coche. Viniendo de Vic (Barcelona), hay que coger el eje Vic-Olot (C37). Saldremos justo después del km.163, en Sant Andreu de la Vola,
Dejamos los vehículos estacionado en la pista asfalta  que está señalizado  "Camí de Cabrera",  se encuentra enfrente del restaurante Can Piguellem. Esta pista es la que lleva hacia el Prat de la Vola y el Collet de Cabrera enlaza con la pista que va a Cabrera y Sant Julià de Cabrera, transcurre  por encima del área de mantenimiento (C-37), es por donde regresaremos al finalizar la ruta.



Iniciamos el itinerario regresando restaurante Can Piguellem, y nos dirigimos hacia la carretera (BV5224), la cruzamos  y entramos al vecindario de  Veïnat de Dalt de San Andreu de la Vola  (972 m), seguimos dirección al Hostal Cal Ferrer hasta salir a una granja de vaca, aunque es privado el acceso, el propietario nos facilitó el paso.




 Sin perder el camino principal pasamos por unos depósitos metálicos de agua. Llegamos a lo alto donde se encuentra la casa La Coma del Coll (1.160 m), en la actualidad deshabitada y en progresivo deterioro.



 “Cuenta que el bandolero Ramón "Felipe", cabecilla de trabucaires, se refugió gravemente herido en esta casa.  Este, en la madrugada del día 2 de julio de 1842 fue capturado cerca del vecindario de Sant Andreu de la Vola, al pie del cuello de Bracons. El comandante Antonio Baixeras y su tropa se atribuyen los méritos de este arresto. También intervinieron los mozos de escuadra bajo las órdenes del cabo de la Seo de Urgel. Felipe fue trasladado a Vic y después de recibir los auxilios espirituales fue fusilado en las últimas horas de la tarde del mismo día.
El sendero  transcurre por la parte superior de la vivienda  y que en ligero ascenso dirección norte nos llevará al Coll de la Coma del Coll a 1.257 m. donde encontramos poste indicador seguimos hacia la derecha  siguiendo un sendero que va por la cresta comenzamos a ascender suavemente.



Los últimos metros son bastante empinados, hay una pequeña escalada en la que hay que prestar atención, sin ser difícil  y culminamos la cima.
El Puig de las Águilas  situado a 1.342 m. Uno de los miradores de la sierra de Curull, con vista hacia la Sierra de Bellmunt, Puigsacalm, Cabrera y la Plana de Vic.  En su cima una bandera ondea en la  misma.



Deshacemos el camino de subida siguiendo las señales de color azul y llegamos al Coll de la Coma del Coll. Seguimos bajando unos 200 m hasta encontrar el sendero  que no está señalizado que irrumpe por el bosque frondoso e dirección Este hacia el Coll de Juan (1231 m). El camino continúa planeando  hacia el Collet de la Foradada (1261 m) y desde aquí al Coll de la Gallina (1258 m),  bajamos hasta encontrar el collado de Sant Bartomeu (1.249 m).



En este punto marchamos  hacia la derecha por donde nos llega el camino normal de la Collada de Bracons, señalado con pinturas amarillas y otras más, El sendero se adentra por un hayedo, planea y baja suavemente hasta llegar a la pared de roca que hay que superarla para bajar a   la  carretera GIV- 5273 y llegamos Collada de Brancons (1132 m).



  Cruzamos la carretera y vamos a buscar la pista del otro lado, donde hay una barrera, seguimos por la derecha que es por donde sigue la pista, hasta llegar a un sendero también a la derecha marcado con hitos y posteriormente unas señales amarillas  que   en descenso  nos llevan al impresionante hayedo de la Grevolosa, pasando primero por la Font de la  Grevolosa.


 Atravesamos un torrente y nos encontramos en medio del espléndido hayedo de la Grevolosa (1040 m). Bosque con más de 300 años, con algunos árboles monumentales que pueden medir más de un metro de diámetro y 40 de altura.


Después de dar una vuelta por el hayedo,  continuamos por el sendero  hacia la derecha, hasta llegar a una explanada que está rodeada con una vegetación exuberante y robles centenarios,   lugar este donde se encuentra la ermita de Sant Nazari (961 m). Documentada desde 1382, aunque el actual edificio es del s. XVIII, de estilo barroco.



Las crónicas cuentan que un ermitaño escogió este lugar tan solitario y escondido para guardar con seguridad las reliquias del santo. La ermita se ha restaurado totalmente por la parte exterior.
Seguimos el sendero, donde que en algunos tramos está habilitado de escalones formados con travesaños de madera que bajan bordeando el torrente de la Grevolosa. Pasamos por un puente de madera, y  encontramos la construcción de una réplica de  una carbonera  donde un panel divulgativo explica cómo se hacía antiguamente el carbón vegetal y  la importancia social y económica que tuvo su producción  en estos bosque hasta la aparición de los combustibles fósiles, posteriormente encontramos otros carteles informativos sobre la fauna y la vegetación de la zona.



Salimos a una pista medio cementada que nos lleva  al cartel informativo Grevolosa. Continuando por la derecha, vemos una construcción en ruinas se trata de la casa  El Manguet,  vamos cruzando en varias ocasiones el rio Fornés, siguiendo la pista en ligero descenso pasando por el valle del Fornés, en medio de robles y pastos, vemos a nuestra izquierda y finalizando el recorrido las instalaciones del área de mantenimiento (C-37), donde tenemos los vehículos estacionados, dando por finalizada la ruta.









No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada