Seguidores

15 diciembre 2017

Ruta Osor, Sant Benet, Mare de Deu de Coll

10/12/2017

En esta ocasión andamos por el término  municipal de Osor, en la comarca de la Selva (les Guilleries). Que se extiende al fondo del valle, drenada por la riera de Osor que desemboca en el Ter cerca de Anglés, rodeada por las sierras de Porta Barrada, Sant Benet, el Coll Sant Gregori.


Cruzamos el pueblo de Osor por la carretera GI 542, justo a la salida está el puente dels Soldats, por el cruzamos la riera de Osor y salimos a la C/ Mare de Deu del Coll, donde dejamos los vehículos estacionados. Encontramos una señalización vertical del GR-178, Y continuamos por la carretera, hasta el poste indicador del Coll de Nafre, donde  dejamos el asfalto y nos desviamos a la izquierda, también esta señalizada una ruta alternativa siguiendo por la riera de Osor, donde el agua tiene un papel destacado, formando torrentes y pozas muy atractivas.
Después de abandonamos el GR que sube al Coll de Nafré, continuamos el trayecto por la ruta alternativa “la riera de Osor”, pasando por la Font del Senglar que se haya a pie del camino.  


Avanzamos todo el rato por pista, entre un espeso bosque hasta llegar a un cruce donde las señales de la riera de Osor se desvían hacia la izquierda por un pequeño puente con una fina barandilla de hierro inclinada. Seguimos por la derecha en esta ocasión sin marca alguna de señalización. A pie de pista y según ascendemos encontramos un monolito de piedra indicando que el lugar es un paso privado de “Can Bosch, La Rubira, el Busca i la Coma, 1979”.  Conforme vamos subiendo tenemos problemas con la pista, para encontrar  el camino deseado, pero poco a poco vamos dando con él. Encontramos una señal de madera con dos indicaciones Osor, que es la pista que por la que vamos y de frente Sant Hilari. Seguimos hacia la derecha, con nuestro peculiar itinerario, donde en otro punto del recorrido encontramos un nuevo monolito de piedra indicando que el lugar es privado “Propietat de Mas Busca i de la Coma (1976).
El trayecto se fue complicando  más a medida que avanzamos, teniendo que retroceder en varias ocasiones el camino andado. Aun así y con bastante lentitud, conseguimos llegar a otra pista, que nos llevó a la entrada de la casa de Can Bardera a pie de pista,  encontrándonos con el PR, y desde aquí subimos hacia la izquierda  por un sendero que se va adentrando en un bosque de vegetación muy densa. Paulatinamente van apareciendo otros postes cilíndricos que nos indican el camino a seguir, ascendiendo por la ruta hasta la cima sin problema.
Sant Benet (1.144 m).-  Cima donde se haya una cruz de hierro y anexa a la misma unas antenas. El fuerte viento y la entorpecida vegetación nos impedía observar el entorno, por lo que tomamos una instantánea del lugar y emprendimos el camino de regreso.


Volvimos de nuevo al cruce de Can Bardera siguiendo el PR, el bosque por el que subimos es el mismo por el que bajamos, compuesto  de  brezos, árboles blancos, hayas, álamos, encinas y tomillo. Al terminar el sendero empiezan a aparecer las primeras casas de la urbanización, las señales continúan por la calle asfaltada y vamos descendiendo por ella hasta llegar al…
Santuario del Coll (850 m).- Con unas impresionantes vistas al Pantano de Susqueda, El Far y Collsacabra. Es un edificio románico del siglo XII, que fue reformado en el siglo XV, anexo al mismo hay una casa y un Restaurante.


A partir de este punto dejamos el PR, para seguir el recorrido del sendero GR,  y salimos en el cuello de Nafré  615 m donde el sendero continua hacia la derecha  sin dejar de guiarnos por las señales GR, llegamos a la…
Capilla Mare de Deu del Part  (550 m).-  Documentada desde el siglo XIV, al parecer, fue la capilla de una antigua masía, su actual estado de conservación es bastante deplorable.



El camino va a desembocar nuevamente a la pista, en la cual abandonamos el poste de Nafre. Seguimos por ella hasta salir a la carretera que hay  Junto a un aserradero de madera, lugar donde nos desviamos durante la mañana y bajamos por ella hasta llegar a la zona del aparcamiento, dando por finalizada la ruta de este domingo.



08 diciembre 2017

Ruta Riells del Fai, Cingles de Berti, Cingles de Sant Quirze, Sant Miquel del Fai

03 Diciembre 2017

Un recorrido por el municipio de Bigues i Riells del Fai, al pie de los Cingles del Bertí y en la cabecera del valle del río Tenes, que remonta el curso del agua hasta Sant Miquel del Fai, conjunto arquitectónico singular situado en un entorno espectacular donde destacan las estilizadas cataratas del Tenes y del Ruiseñor. 


Riells del Fai (322 m).- El kilómetro cero de la ruta es la plaza de la Vila de Riells de Fai.  Subimos  por la C/ Cami de Can Quintana, llegamos a una rotonda y salimos por la segunda salida C/ Del Serrat d´En Guerri  hasta el final de esta donde encontramos unos bolardos, seguimos por el sendero de la izquierda, vamos bordeando una valla metálica que delimita una finca,  encontrandonos un desvió hacia la izquierda el cual ignoramos y seguimos hacia la derecha a partir de aquí el camino va subiendo suavemente por la cresta de la Sierra de Can Tabola.


Siguiendo con el itinerario previsto todo junto seguimos ascendiendo, siguiendo el trazo de la senda sin marcas, aunque de vez en cuando se ven algunas pinturas azules muy deterioradas, por lo que pasan muy desapercibidas.  Por la flora que nos guía el sendero encontramos pinares de pino blanco y pino rojo; además, de matorrales de romero y brezos de invierno entre otros. También unas hermosas vistas de las que disfrutamos durante el recorrido, entre las que se encuentra el imponente “Cerro de las Once Horas”.
Pasamos junto una antena de televisión, y llegamos a un cruce donde el sendero de la izquierda va hacia el Grado del Escaletes. Nosotros continuamos por la derecha por el sendero que bordea el risco.
La pendiente aumenta, con algún que otro zigzag, mientras nos aproximamos de nuevo  al risco para buscar el grado por el que subiremos…  el Grado del Traver. Seguimos ascendiendo y  llegamos a una balma pegada a la pared del risco, otro escenario espectacular que nos ofrecen los Cingles de Bertí, las Balmes del Taver. Es un paso algo aéreo donde los desprendimientos de las rocas de la cornisa han obstruido el camino… Hacemos una parada para disfrutar del paisaje


El sendero empieza a bajar hasta llegar a una pista, desde allí la ruta nos muestra una antigua edificación que tuvo su importancia y transcendencia como: El Clascar, seguimos hasta encontrar  una casa habitada de nombre Cal Mestre, un poco más adelante en un cruce encontramos el PR-C33 donde está la bifurcación de pistas, cogemos por el sendero de la izquierda que a los pocos metros se convierte en un sendero empedrado, y que sigue siendo el PR C-33 continuando por el veremos marcas típicas amarillas y blancas… y no tardaremos en llegar al
El Clascar.- Antiguo castillo del señor de Bertí datado del año 987. El edificio actual es del siglo XV. A pesar del estado ruinoso actual, aún conserva en buen estado las fachadas exteriores y su característica torre.


Admiramos esta extraña construcción y salimos de ella por su lado izquierdo justo por donde sigue el sendero… detrás del Clascar, caminamos por él  unos 10 metros y cambiamos al sendero de la derecha que tiene un poco de pendiente y seguimos por el no tardando en llegar a
Sant Pere de Berti.- Peculiar pueblo formado solo por un par de casas, la Iglesia de estilo románica data del siglo XIII y se modificó en el año 1437. La torre fue reconstruida en 1659.
A escasos metros llegamos a Can Magre (820 m).- Masia catalana de las muchas que hay en Cingles de Bertí. La  inscripción que hay en la clave de la puerta data del año 1681.
En este punto cogeremos la pista del  GR-5 que va a Sant Miquel del Fai.
Siguiendo el sendero llegamos a una antigua masía del siglo XVI, concretamente en del año 1580, según consta en una inscripción de la fachada, “L’Ullar (652 m), actualmente deshabitada pero  el edificio principal tiene una zona restaurada  pero los corrales y otras de sus dependencias están en ruinas.


Según nos vamos acercando a nuestro siguiente punto, y una vez pasado un poste de madera que tiene las indicaciones del GR algo gastadas e ilegibles, nos encontramos con dos salientes que hacen de mirador  y que nos ofrecen las maravillosas panorámicas del entorno del Monasterio de "Sant Miquel del Fai" y disfrutar de varias perspectivas del salto del agua del rio Tenes, lugar emblemático de Sant Miquel del Fai
 Seguimos el sinuoso sendero que nos lleva hasta el final del valle:
Sant Miquel del Fai.- Salimos cerca del puente de piedra sobre el rio Ruiseñor, construido en el año 1592 por orden de los arcedianos de la catedral de Girona, y que nos conduce tras pasar por la Foradada a la entrada de las instalaciones del Monasterio de Sant Miquel del Fai, situado en un entorno natural enmarcado por los despeñaderos rocosos de los llamados Cingles de Bertí. 


Encontrando a nuestro paso uno de los parajes más impresionantes creados por el efecto del agua sobre la rocas, donde sus saltos toman el protagonismo del entorno (como nos está ocurriendo últimamente en las salidas la falta de agua le quita a estos saltos bastante atractivo… una pena.)
A nuestra derecha vemos unas escaleras empedradas por las que bajamos, y que desembocan en un sendero. Según vamos descendiendo se puede ver al fondo del valle y al margen del rio Tenes la antigua central  hidroeléctrica que funcionó entre los años 1910-1964 y que producía energía para la población de Sant Feliu  de codina. Ya solo resta descender hasta el fin del trayecto

Riel del Fai  (322 m).- Punto de inicio y llegada.