Seguidores

06 agosto 2020

Castellbell i el Vilar ,Torrent dels Abadals, Turo del Marques

02/08/2020

La población de Castellbell i el Vilar. - Fue escenario de la guerra de Sucesión de 1714, y reliquia de la revolución industrial catalana, del hilado y del tejido de algodón como fue la Colonia Burés, construida por la familia manresana de los Burés a finales del S-XIX.

Ubicados Plaza Lluís Companys-El Burés. - Tomamos la salida atravesando el rio Llobregat por el Puente Viejo, antiguo puente del siglo XV, que nos ofrece la imagen de la montaña de Montserrat al fondo. Al final del puente girando a la izquierda seguimos la pista que sube hasta llegar a una granja de aves de corral. A la derecha de la puerta de entrada hay un estrecho sendero semioculto por un cañaveral. Y Justo en este lugar vemos un cartel de madera que nos señala la entrada al torrente.

Encontramos el primer punto, un paso subterráneo por debajo de la carretera C55 y la vía del tren que canaliza las aguas del torrente. Punto este donde hay que tener mucha precaución, pues puede ser un lugar peligroso si hay amenaza de fuertes lluvias. Debido a su oscuridad hace falta linterna o cualquier otro medio luminoso. Pasado el túnel iniciamos la ascensión por el torrente.

En pleno torrente se llega al primer tramo equipado: Saltant de les tres Enllosata, consiste en superar tres resaltes, donde hay instaladas unas escaleras de madera, un paso muy singular, pero sin dificultad.

Superado el primer tramo la riera discurre por debajo de un antiguo puente de piedra: Pont del Sollel por el que pasamos. Caminamos hasta el segundo tramo: Les Botes d´en Joan, equipado con dos tramos de escalera y una cadena en el tramo final. En el mismo se puede ver un par de botas de senderismo, homenaje al alpinista: Joan Frontera, creador de los pasos de este torrente permitiendo disfrutar y conocer un rincón más de nuestra geografía.

Paso a paso vamos superando pequeños desniveles con nuevas dificultades, en esta ocasión nos encontramos con el tercer paso: Saltant de la Madrona, equipado con unos anclajes de hierro.

Cuarto tramo, es uno de los puntos con más altura de estos pasos: Cau del Degotalls, para superarlo hay unos salientes de hierro que facilita el acceso a una cuerda fija.

Superado este, seguimos avanzando torrente arriba hasta encontrarnos con el penúltimo de los pasos habilitados: cingle de Sota el Coll. En esta ocasión se tiene que superar la pared que cierra el valle, está equipado con sólidas clavijas clavadas en la roca, que llegan hasta la cornisa. Seguimos por esta pequeña balma llegando al último de los pasos: Pas de la Guineu, cornisa estrecha equipada con una cadena que facilita el paso.

 Hemos superado y disfrutado de todos los pasos sin dificultad. Encontrando a continuación una pista de tierra, y poste indicador El Casalot. Seguimos a la izquierda con dirección Cal Pinsà / Pla del Colomer.

A pie de pista encontramos un cartel de la Font de Clot dels Casalot, situada dentro del Torrent del Abadals. Más adelante la pista hace un giro a la derecha dejando a la izquierda la casa, Cal Pinzón.

Sin dejar la pista llegamos al Turó del Marqués 358,1 m. Ya hemos hecho todo el desnivel positivo de la ruta. Buenas vistas sobre el río Llobregat, el castillo de Castellvell y de toda la cordillera de Montserrat.

Tras contemplar las espléndidas vistas, iniciamos la bajada hacia el punto de salida por una zona boscosa en la que predomina el pino blanco, y la típica vegetación mediterránea. El sendero a seguir y que hace vía directa hacia abajo, se encuentra a la izquierda del palo de la bandera no hay ninguna dificultad, simplemente tenemos que procurar no resbalar. Durante el descenso nos llamó la atención una cabaña de piedra seca en buen estado.

Ya en la parte baja, encontramos lo que en su día fue la cantera de Sangrá y el puente sobre la C-55. Un poste indica que siguiendo recto se llega a La Fassina / El Burés, bajaremos por un pequeño sendero hacia la izquierda, que nos deja en el poste indicador El Burel, Pont del Catalans, junto a la riera de Marganell y ubicación de las ruinas de una antigua destilería. Continuamos hacia la derecha dirección El Burés pasando por debajo de las vías del tren, nos encontramos ya en el Pont Vell, ahora solo nos queda cruzarlo y salir nuevamente a la Plaza Lluís Companys en la Colonia Burés.  Final del recorrido de unos 5,8 km.

                  

16 julio 2020

La Floresta, La Rierada, capilla de la Virgen del Roser, Salt de la Rierada, Salt Can Busquets, La Floresta

12/07/2020

La Floresta. - Es un vecindario de Sant Cugat del Valles en la sierra de Collserola, que fue epicentro de la burguesía catalana entre los años 30 y 40. Posteriormente y a partir de los años setenta u ochenta se instaló en ella, una nueva comunidad artística “el movimiento hippie” cuyo espíritu sobrevive hoy en numerosos talleres y casas ecológicas. Uno de los epicentros de La Floresta es la plaza Miquel Ros donde los domingos realizan un mercando bohemio, con eventos musicales alternativos.

Los alrededores del vecindario, ofrecen un sin fin de rutas que surcan alrededor de la riera de Vallvidrera, conocida también como la Rierada. En el circuito de hoy recorremos un tramo de ella. El paraje natural de la riera Vallvidrera nace entre los cerros de Can Pasqual y de Can Castellví, es afluente del río Llobregat y único curso de agua permanente en el Parque de Collserola, manteniendo un entorno natural de bosque de ribera, con frondosa vegetación que a lo largo de su curso forma pequeñas cascadas.

 La ruta de unos 12,00 km, no presenta demasiado desnivel acumulado, siendo un recorrido muy variado ya que atraviesa bosque de ribera, con algunos saltos de agua e importantes masías.

C R O N I CA:

Estación FGC la Floresta. - Cogiendo por la Aven. Vergen de Montserrat, llegamos a la Pl.del Centre y seguido por la Avenida de les Mines. Sin dejar esta última al final se llega a una calle sin asfaltar Sant Antoni de Pàdua. Pasada la estación de aguas residuales se coge un bonito sendero que sale a la izquierda, y que transcurre por un frondoso bosque.

Cruce de Camino-. El sendero desemboca en este cruce de camino con varios postes de itinerarios y un cartel informando que nos encontramos en un Área de protección especial. Un puente por el cual no cruzamos atraviesa la riera de Vallvidrera, seguimos las indicaciones hacía La Rierada. Pasamos junto la casa de Can Precios, la riera discurre siempre por la hondonada de la izquierda. El camino sale a la zona asfaltada C/ Pont del vecindario de la Rierada, donde se encuentra el restaurante can Castellvi y capilla de la Virgen del Roser. Pasados estos dos edificios un nuevo poste indicador G05 – El salt d´aigua-, lo seguimos hasta llegar al puente y una vez atravesado el mismo, seguimos por el sendero que se incorpora por la izquierda, donde hay un poste de madera marcado con un PR, aunque poco visible la pintura.

Abandonamos el sendero al llegar a una anchura del mismo, donde hay unos grandes árboles, y en vez de seguir por el camino tradicional, lo hacemos por el interior de la riera. Cambiado de zapatillas, nos adentramos en este maravilloso paraje, bajo el agua fría y la sombra fresca de los árboles; donde la riera mantiene un entorno natural de bosque de ribera, con una frondosa vegetación.

Sin dejar el curso del agua se tiene que llegar hasta su conexión con la pista, por el sendero de la izquierda. Llegamos al primer salto de agua el Salt de la Rierada, lugar muy concurrido, aunque el caudal no era muy fluido su cola de agua caía en un pequeño estanque que se formaba en su base. 

Situados en la parte superior del salto iniciamos el regreso, pero en esta ocasión por el camino de tierra que nos llevara nuevamente al restaurante can Castellvi, cruce con la C/ de Siberia y, Can Precios, buscamos el sendero que baja hasta la riera, donde crece un árbol centenario un chopo “Pollancre” que al parecer tiene más de 300 años y un platanar de grandes dimensiones cuyas branquias están sujetas por otros árboles caídos. Localizado el mismo seguimos nuevamente el curso de la riera en sentido ascendente hasta llegar al segundo salto de agua de Can Busquets.

Saliendo del salto cruzamos por un campo de cultivo buscando el Camí de Can Busquets, pista forestal la que seguimos con dirección a la Floresta, poste D13, y que sale a la carretera BV 1462, Km 9. Cruzada esta se sube por el sendero hasta la avenida Can Busquets y desde allí al Casino de la Floresta, edificio del 1933 símbolo de la burguesía catalana. Epicentro social del barrio que fue testimonio de verbenas fastuosas y bailes de salón. Tras una etapa de abandono y restaurado, hoy en día es un equipamiento municipal.

Justo enfrente esta la escalera que data del año 1926 “La escalera de Tarruell”, que consta de dos tramos con 93 escalones cada uno, y que conecta directamente con la plaza Josep Paya y con la estación de tren FGC.  Final de la ruta.